domingo, 16 de marzo de 2008

Faumelisa Manquepillán Calfuqueo

SUEÑOS DE MUJER

Sueño que vengo naciendo
Desnuda de entre la nada,
Cobija sólo tengo
La neblina en la mañana.
Tenue me cubre, me inunda,
Y un rayo de sol se posa entre mi ropa soñada,
Y de mi cuello me pende
Un trozo de luna y plata.
Al mediodía me sueño con largo vestido blanco
Hecho de nube de octubre
¡ay, Dios! Y no he de mancharlo.
Y floto entre el infinito, Por no querer ensuciarlo.
Por la tarde ¡Dios bendito!
Sueño entre una llamarada
De nube de fuego y viento, De placer y tibieza.
¡Ay no me quiten la tarde,
ni mediodía ni noche,
si en madrugada despierto recordando algún dolor,
querré yo seguir soñando,
porque soñar es mejor.

2 comentarios:

Pizca dijo...

me encanta Faumelisa, quedé prendada de ella cuando leyó en el II Encuentro Latinoamericano de Escritores

Jeanette Quichiyao dijo...

Siempre tan suave, maravillosa y rebelde tu palabra
Abrazos a la distancia